Festivales

[ Volver ]

Sigüenza celebró su primer festival 'Mujeres, Patrimonio' con siete artistas

20/09/2022 - Agencias/NoticiasClave.net

Sigüenza celebró su primer festival 'Mujeres, Patrimonio' con siete artistasLas Migas en la Plaza Mayor seguntina el pasado sábado. Foto: Mujeres, Patrimonio.

La Plaza Mayor de Sigüenza acogió el sábado el primer festival 'Mujeres, Patrimonio', en el que siete artistas ofrecieron sus directos en ese entorno monumental. Subieron al escenario, sucesivamente, María de la Flor, Anna Colom, Las Migas, Valeria Castro, Silvana Estrada y Buika.

Esta fue una de las actividades del IX Centenario de Sigüenza, sumándose a la celebración de la Noche Patrimonio: Irene Estrella, directora del Festival, agradecía la colaboración del Ayuntamiento de Sigüenza.

La primera en actuar fue María de la Flor, joven artista que acaba de estrenar su primer disco, con un cuarteto de cuerdas y voz. Violinista, cantante y compositora, la formación de María de la Flor en músicas tan distintas como el jazz, el flamenco o la música clásica la dotan de un poso y una profundidad casi inéditos en el circuito de la nueva canción castellana. 

Anna Colom llevó al escenario 'Cayana', un disco y espectáculo inspirado en los cantes de ida y vuelta que fundieron la música popular ibérica, latinoamericana y los cantos primitivos. Inspirado en los folclores y músicas de raíz que han influenciado al flamenco a lo largo de la historia, la "callana" o "crisol" es un recipiente donde se recogen los metales fundidos, en este caso los cantos de los pueblos, los ritmos folclóricos y los bailes populares para fundirlos en una única música.

Emilia y Pablo, dúo chileno afincado en Madrid que combina su experiencia en las artes escénicas con una mezcla de folclore latinoamericano y flamenco, defienden un lenguaje universal que permite indagar en diferentes influencias, ya vengan de sonidos latinoamericanos como el joropo, el bolero o la chacarera o de la cultura flamenca. 

Las Migas llevan más de dieciocho años conquistando escenarios nacionales e internacionales, referentes del flamenco más valiente y alegre. Las Migas han conocido el mundo gracias a la música y precisamente esos viajes les han hecho conscientes del valor del patrimonio español, "el que tenemos aquí, tan cerca". Desde el otro punto de vista del festival, Marta Robles se mostró contundente. "Somos un grupo de mujeres que, además, luchamos para que haya más mujeres en el escenario.  Por eso, un día como hoy es una fiesta y un regalo. Parece que no, pero falta mucho aún por hacer en este sentido. Si te fijas en las informaciones de los festivales, aún hoy hay un 90% de hombres, y no solo en cuanto artistas y músicos, hablamos también de técnicos o personal de seguridad.  Y no es porque no haya mujeres que se dedican a ello. Es que no se les da el hueco.  Hay espectáculos increíbles a nivel nacional, creados por mujeres, pero cuando programan a una mujer, ya  no programan a otra. Parece como si hubieran cubierto el cupo".

La joven Valeria Castro, dueña de una voz sensible, propicia para el escalofrío, emocionó al público desde el principio hasta el final del concierto. Nacida hace 22 años en La Palma, la tercera de las hermanas Castro pertenece a esa generación novísima familiarizada con la terminología del trap, el reguetón o el perreo, pero su voz, en abierto contraste, se alza enraizada y antigua.

La celebración de la Noche del Patrimonio de Sigüenza llegaba a su fin con las actuaciones de Silvana Estrada y de Buika. Silvana Estrada canta relatando las emotivas historias de su juventud con una voz que se beneficia del legado de la canción latinoamericana. Considerada como "una de las mejores cantantes y nuevas compositoras de México" por José Galván de KCRW, Silvana, de 24 años, es punta de lanza de un movimiento de mujeres artistas e independientes que han representado la música alternativa latinoamericana.

El festival terminó con la actuación de María Concepción Balboa Buika. Macida en Mallorca, hija de padres ecuatoguineanos de la tribu Bubi, creció rodeada de múltiples culturas. Desde la infancia, disfruta de una variedad muy atípica de influencias musicales. Buika vuelve a confiar en la fusión de elementos de jazz, junto a sus giros y aires similares al flamenco, latin jazz, reggae, entre otros estilos musicales, para interpretar piezas de su largo repertorio y autoría, cons arreglos arriesgados e incluso improvisados crearon piezas mágicas e inolvidables en la noche seguntina.

 
Go to top of page
En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info