Festivales

[ Volver ]

Rotundo éxito del IX Festival del Changüí Elio Revé Matos en Guantánamo

12/07/2018 - Xavier Rosell / Noticias Clave

Rotundo éxito del IX Festival del Changüí Elio Revé Matos en GuantánamoFoto: © Xavier Rosell / Noticias Clave.

'En los rostros se veía alegría y satisfacción, el guantanamero se ha sentido protagonista y orgulloso. El changüí, un género que nació en el siglo XIX, está más vital que nunca en pleno siglo XXI, aportando aires de renovación y frescura a la música cubana'. Así se expresaba José Cuenca, coordinador del IX Festival del Cahagüí Elio Revé Matos, en el marco de la tertulia changüisera celebrada el pasado 5 de julio en el boulevard de Guantánamo, y que resumía la esencia de este evento.

El Festival en sí tuvo lugar en la última semana de junio, y albergó momentos memorables, como las actuaciones de populares músicos y agrupaciones que cultivan el género, como Elito Revé y su Charangón –que abrió el evento en un concierto multitudiinario a pesar del chaparrón–, Oderquis Revé, Juan Guillermo (JG), Aire de Concierto, La Cruzada, Zona Franca y los pianistas Ernesto Oliva y Alejandro Falcón, Premio Cubadisco 2013, y que recientemente acompañó a Beatríz Márquez la Musicalísima en el Festival Boleros de Oro, tal como informó Noticias Clave.

Pero si hay que hablar de autenticidad, toca hacer referencia a la labor de las peñas changüiseras de Guantánamo y su provincia, a las competencias de treseros, marimbuleros, bongoseros y bailadores, a los homenajes a nombres ilustres de la cultura guantanamera, como Luis de Jesús Morlote Ruiz, Eduardo Goulet Lestapier (Pipi), Celso el Guajiro y su Changüí y Arturo (Chito) Latamblé. Mención aparte merece la peregrinación changüisera, que partió a las 8.30 de la mañana del día 23 de junio de la Casa de la Trova Benito Odiio y concluyó en el cementerio de San Rafael, llenando de alegria y changüí las calles de Guantánamo, gracias a la participación de una docena de agrupaciones autóctonas. Una experiencia única e irrepetible para los amantes de la música de raiz en particular, y de la cultura en general. En este sentido, José Cuenca apela al slogan que puso al evento: "La magia de lo auténtico".

Lo más llamativo del Festival era, sin duda, el reto de conseguir el changüí más largo del mundo. Había que superar las 30 horas de la anterior edición, y se logró con creces sumando 31 horas de changüí ininterrumpido en el barrio de La Loma del Chivo –donde se encuentra la Casa del Changüi y la Sociedad de Tumba Francesa Pompadour–, gracias a la participación de 30 agrupaciones locales e invitadas, entre las que figuraba el famoso Septeto Santiaguero, nominado al Grammy Latino en varias ocasiones.

Además de esta dilatada descarga changüisera, cabe destacar los coloquios teóricos, donde se ratificó que el changüí es patrimonio del pueblo, y se analizó la historia y evolución de este género del Alto Oriente. A destacar la magnífica ponencia del músico e investigador estadounidense Benjamín Lapidus, que defendió la fusión de esta sonoridad con el jazz, a través de ejemplo prácticos, tanto en discos publicados de su autoría como en trabajos de investigación ('Origins of Cuban music and dance: Changüí, 2008'). José Cuenca aprovechó su ponencia para valorar, como buen guantanamero, "nuestro sentido de pertenencia, el orgullo por el pedazo de Cuba que nos ha tocado como patria chica, y que se reafirma como uno de los más importantes reservorios de la música y la cultura cubana".

 
Go to top of page
En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info