Opinión

[ Volver ]

Editorial CLAVE: Entendimiento necesario

09/04/2008 - RevistaClave.com

Editorial CLAVE: Entendimiento necesario

Una sociedad que avance tecnológicamente pero que relegue los contenidos que dotan de expresión original a los medios que se emplean en ese avance terminará por encallarse.

Gracias a la Red y a otros medios, compartir cosas propias es un placer del que hoy en día disfrutan millones de personas, sea cual sea su trabajo remunerado. No obstante, la bola introducida por algunos sectores de las empresas de Tecnologías de la Información (TIC), y apoyada por variedad de voceros del todo gratis, de que las creaciones de contenidos, es decir, las culturales y artísticas, deben carecer de coste (y, claro, de valor) para el consumidor caerá por su peso.

Las culturas populares nacen del pueblo, pero siempre a través de individuos capaces de expresarlas con pulso y armonía, para lo cual la dedicación y el estudio son esenciales. Las grandes obras nacen con la entrega personal, de tiempo y talento, a su creación.

Ningún músico toca bien todo un concierto sin ejercitarse cada día. Ningún artista recibe graciosamente la inspiración a no ser que cuando ésta llegue le encuentre trabajando, como expresó Baudelaire.

Ideas elementales como estas, referidas al valor del trabajo del artista, necesariamente intenso y constante, parecen difíciles de advertir para aquellos que esperan tomar del huerto tecnológico las frutas que deseen y cuando las deseen sin dar nada a cambio.

Pero en las industrias tecnológicas saben que los contenidos, los nuevos contenidos, son esenciales. La razón de que existan reproductores MP3, por ejemplo, es que hay música para reproducir en ellos. Y aunque el repertorio asequible en el mundo es muy amplio, la música, como las demás artes, debe expresar la influencia de su tiempo... nada que acontezca en el mundo es ajeno a la creación artística y es a través de ella como los seres humanos reconocen el momento en que viven. Es decir, necesitamos música y/o interpretaciones nuevas.

Por eso, los responsables de las campañas de desprestigio de los artistas deberán dar pasos hacia el entendimiento.

La creación requiere los dispositivos que crean las TIC para vehicular, en este tiempo, sus obras; y las empresas tecnológicas necesitan que haya contenidos, nuevos contenidos, para mantener su facturación.

Así, pues, por mucha ojeriza que se tengan, están obligados a entenderse.

Editorial del Nº 57 de la revista CLAVE Profesional. Enero-marzo de 2008.

 
Go to top of page

© 2003-2022 Noticias CLAVE · (+34) 931 291 454 ·

En cumplimiento con Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas. Acepto + info